Archivo del blog

domingo, 7 de julio de 2013

IV Torneo 3x3 Collado Villalba.

Continúa la temporada de basket veraniego de Los Jabalines, está vez en la localidad cercana de Collado Villalba, en las calurosas pistas del colegio Mariano Benlliure.
Baloncesto outdoor en formato 3 grupos jugando liguilla y pasando a cuartos de final los dos primeros de cada grupo y los dos mejores terceros.
A la baja de Rafita y su escafoides, se sumó la de Rulo y su antitetánica.
El equipo se completo con Diego, compañero de Tuco en Cantimpalos.
Buen ambiente, muchos equipos, música de fondo y mucho agua...mucha...mucha...
Cuatro canastas en juego con la pista a más de 50º.
El primer partido nos llevó a empezar contra el mejor rival del grupo, fue un partido igualado, con Juanín peleando contra uno de los mejores jugadores del torneo. Perdimos 10-13 pero las sensaciones no fueron del todo malas y el ánimo y las posibilidades seguían intactas.
Agua...agua...agua.
Y mucho hablar de baloncesto. Pienso que es un lujo poder dedicar un día entero a algo que te gusta y disfrutarlo con amigos, sin olvidar lo que mola competir, luchar, jugar...
El segundo partido empezó fatal, muy enredado, luchamos contra un equipo muy duro y físico, que no estaba dispuesto a dejarnos jugar, mucho golpe, marrullería y dureza, el tanteo lo dice todo, 2-4, nos sacaron bastante del partido, y lo perdimos, fue la sorpresa del grupo, ninguno esperaba perder este partido, nuestras opciones de jugar un sexto partido se había complicado bastante.
Agua...agua...un aquarius...agua...agua...
El tercer partido nos ponía en una situación delicada, había que ganar si o si, eran unos chavales jóvenes, rápidos y que utilizaban mucho las faltas, pero fue el partido en el que Juanín marcó diferencias, y Tuco, Diego y yo pudimos empezar a tocar más bola, y eso se notó. Ganamos el primer partido de la jornada 12-7, nos quedaban dos partidos, el reto era conseguir todos los puntos posibles para intentar hacernos con ese tercer puesto que se había convertido en la única opción.
Agua...agua..más agua...
El cuarto partido lo afrontamos con toda la intensidad y la intención posible, debíamos llegar al límite del tanteo antes de los 12 minutos reglamentarios para poder sumar cuantos más puntos mejor,.
El partido se puso de cara pronto, teníamos que superar el calor, nuestras prisas y a los rivales más débiles del grupo, al llegar a 14 puntos y con tiempo todavía, decidimos meter la última canasta de tres, para arrebañar ese punto ahora necesario e imprescindible. Lo conseguimos, 16-6, tocaba comer y relajarse para estar preparados para el último partido, el de las cinco de la tarde, nuestra última opción.
La organización había prometido paella pero nos tuvimos que conformar con una hamburguesa y un sandwich mixto, con unos refrescos y agua...agua...agua...
Bueno...refrescos yo no, me tomé una cerveza por cada canasta que había conseguido, je je, no os asustéis, sólo fueron tres, pero bonitas, eh, no os vayáis a creer.
Nos fuimos a buscar unos helados y estuvimos descansando en un parque enfrente del colegio. Concentración jabalina hozando en el césped, charlando tranquilamente saboreando cornettos XXL.
Vuelta a la faena y la temperatura estaría entorno a los 70º en la pista del Mariano Benlliure, condiciones perfectas para la práctica de cualquier deporte.
Agua...agua...agua...y cremita solar.
Empezamos el quinto y definitivo a todo gas, con la misión de repetir los 16 antes de tiempo, muy fallones ante ocasiones claras, pero finiquitamos rápido con la presencia  de Juanín bajo el aro, y jugando con sus bloqueos y continuación marca de la casa.
Nuevo 16-6, la cosa quedaba hecha a falta de confirmación del cuadro de cuartos de final.



Y...siiiiiiiiii, estabamos en cuartos, lo peor era que teníamos como rivales a uno de los primeros de otro grupo, un equipo de Getafe, con un pivot con barba Harden, duro y rocoso, que tuvo sus más y sus menos con Juanín, el partido como no podía ser de otro modo tuvo mucha tensión, se paró el partido y tuvo que venir la organización para poner un poco de orden y arbitrar para que no se nos fuera la cosa de las manos.
LLegamos a 40 segundos del final con empate a 7 con posesión para ellos.
Dejaron que se agotara el tiempo sin intención de jugar el balón y pedimos que se pitara pasivo según las normas del reglamento de la competición.
Después de un buen rato de parón se nos dió la razón y la última posesión con 7 segundos por disputar pero fallamos esa última opción.
Quedaba el partido para una muerte súbita, el que primero metiera pasaba a semis.
Quién se acordaba ya del agua???
Una falta nuestra les dio la oportunidad de un tiro que les daba la victoria y su mejor jugador no falló.
A la ducha.
Habíamos competido, habíamos disfrutado y debajo de la bendita agua fría del vestuario guardamos las botas para otra ocasión.
La final la disputaron el equipo con el que debutamos en el torneo y los últimos rivales de Getafe. por lo que nos marchamos de la competición con la sensación de que con un poquito más hubiéramos estado más arriba. Otra vez será.
PMNS



No hay comentarios:

Publicar un comentario